viernes, 20 de febrero de 2009

Sungha Jung y Twilight

No hace falta que repita una vez más (pero lo haré de todas formas) cuánto amo a la ciudad que me ha visto crecer, Badalona, y a la grandiosa (que no tan grande), alegre, viva y soleada Barcelona.

Fuente: Wikipedia

En aquél crudo invierno tokiota, soñaba (literalmente) con los cálidos veranos de mi ciudad, y su costa de palmeras ondeando con la brisa. Pero mira qué desgracia, que en cuanto puse los pies en mi tierra una vez más, el calor se esfumó en apenas días, y desde entonces, bastante me ha costado sentir los rayos del sol. Con esto, hago un llamamiento al verano. Y no al verano normal... sino al de mi ciudad. ¡Verano en Barcelona! Ven pronto, que ya te necesito.

¿Pero, qué hice estando en Tokio, cuando no podía volver? Una de las terapias (porque hay que llamarlo así, terapia) que seguía en mis continuados ataques de morriña incontrolable la hallé de la forma (y del origen) más insospechado.
Un compositor japonés... y un guitarrista coreano. ¡Vaya por donde!

Esta canción era la que curaba mi alma cuando sólo podía ver mi ciudad cada vez que que cerraba los párpados.



Y diréis... ¡Si es un niño! Sí, os recomiendo que investiguéis sobre él... Sungha Jung tiene doce años, y es un niño prodigio de la guitarra. Un artista digno de ser tenido en cuenta.

La canción es de Kotaro Oshio, y se titula Twilight (crepúsculo). Me recuerda tan enormemente al calor del sol, al ambiente de mi ciudad, al verano y a la costa... que, simplemente, para mis días de melancolía supuso una auténtica medicina. Juzgad por vosotros mismos, conciudadanos...

Y los que no lo sois, cerrad los ojos, imaginad... y sentid lo que yo con esta canción.Quizás, así, logréis conocer un poquito más sobre la ciudad en la que vivo.

¿Existe para vosotros alguna melodía que os recuerde a un lugar querido?

7 comentarios:

Kamugo dijo...

Al leer el título pensaba que ibas a hablar del libro que no puede ser nombrado XD.

Sí que toca bien el chaval. La canción sí que tiene un tono cálido, aunque a mí me inspira más bien un lugar más tranquilo, quizá un pueblo pesquero de la costa Brava? No sé.

Yo tengo una canción que me recuerda lugares, como a ti. Ya sabes que me gusta la montaña y también el frío. Pero más bien esta canción me recuerda a la montaña durante el verano. A la montaña asturiana y leonesa, a los Picos de Europa.

http://www.youtube.com/watch?v=v8doiVaFViU

TXEMA dijo...

el chaval es una maravilla, la cancion en si tiene cadencia y refleja tranquilidad, no se si puedo ubicarla fisicamente en algun lugar, soy una persona que cree que los momentos son a veces mas entrañables que los lugares.

Cuando no estoy en mi tierra lo que mas me recuerda a ella es su musica originaria, la norteña (expresion folk mexicana), y algunas expresiones centroeuropeas que arraigaron y hoy son muestra de nuestra identidad regional como la polka, la redova, el chotis

Rosalba dijo...

Muy bonita canción la que te recordaba tu querida Badalona. Creo que hasta me imagine en España =P

Una canción que me recuerda mi estado: Acuarela potosina (*^^*)

Dorian Doyle dijo...

Badalona, extraña ciudad... No te negaré que cuando regreso a ella, después de un tiempo de divagar por otros lugares, me siento "como en casa", por así decirlo. Me resulta almenos conocida, y eso siempre da una seguridad. No entraré en temas de politiqueos, porque acabaría a ostias con todos ellos, pero espero que a ti se te tenga más consideración que la que hemos recibido ya no sólo yo, sino toda la comunidad de artistas de la ciudad.

NicteKono dijo...

quede impresionada con el guitarrista... en cuanto a la melodía, si la siento cálida (y en medio de este frío se agradece)... pero no la ubico geográficamente, más bien me parece nostalgica.

Dario 2.1 dijo...

Me resulta un poco melancólica. Como si hablara de algo que está en el pasado, que quiso, pero que no va a volver. Como si lo entendiera y lo aceptara, pero quisiera dejarse llevar por esa melancolía unos pocos minutos antes de volver a levantarse y mirar adelante...

Algunas canciones me recuerdan a veces Seúl, porque las escuchaba cuando caminaba por allí, camino de clase, pero creo que los lazos más fuertes (en mi caso) son con las personas. Oigo Stuck in a Moment, de U2, y recuerdo un karaoke oscuro en Shanghai, un ejecutivo al que conocimos en el avión, y Alicia y yo abrazados, compartiendo el micrófono.

SIDEL dijo...

A mi la melodía me sugiere una tarde de verano en una terraza de un chiringito en un parque con una copa de vino disfrutando del sol, la melodía y una buena conversación.
Yo cada vez que oigo una gaita me emociono por que esas si que me traen muchos recuerdos de mis veranos en mi pueblo Asturias!!!