miércoles, 29 de abril de 2009

Maestro

Hoy os hago media-publicidad y todo.

Me he quedado perpleja al ver un aviso de correos que decía que había un paquete para mí.

"Será algo de Japón..." he sospechado, pero esa teoría ha quedado descartada al decir la nota (únicamente) que el envío venía desde Barcelona.

Al tenerlo al fin en mis manos... he sonreído al ver el remitente.

"¡Maestro!" he pensado. Ya os he hablado alguna vez de él... ese hombre que me dió el empujón definitivo que me lanzó a convertirme en lo que soy ahora, una de las personas que me ha enseñado más en la vida... Ese que me dijo "Yo sé que a Japón, más que ir a encontrar algo... has ido a encontrarte a ti misma". Os pondré aquí la cita de lo que comenté de él en este blog hace ya meses:


El día que le confesé sin previo aviso que tenía intención de venir aquí, esperaba, como de todo ser humano al que le había dicho eso, que me deseara suerte o me preguntara sobre mis intenciones, incluso que se sorprendiera y empezara a hacer preguntas de cualquier tipo.
Sin embargo se quedó callado unos segundos, se rascó la barbilla, y me miró diciendo:

Me parece bien, pero recuerda, no vayas como una turista, sino como una viajera.

El paquete era un libro, un libro suyo. Ha salido de su mente y, pese a tanto tiempo sin verle, se ha acordado de mí y me lo ha hecho llegar. ¡Tengo tantas cosas que contarle! No puedo esperar a volver a verle para decirle que hoy las letras son también mi vida.


El libro venía dedicado.

"Para las dos Marta Narváez (La inteligente y la otra, más importante). Con el afecto de este ex-profesor".

No me quedan palabras... ¿Tenéis vosotros un gran maestro? ¿Una de esas personas sin cuya aparición en vuestras vidas no habríais llegado a ser lo que sois?

10 comentarios:

LerKreL dijo...

Que bonito tener estos recuerdos de los profesores, yo personalmente no quiero volver a ver a los mios ni en pintura (bueno, tal vez a un apr de ellos pero yasta)

Kamugo dijo...

Es probable, pero seguramente muchos buenos profesores me han ido dando empujoncitos, sin que se lleguen a notar, que te ayudan. Pero nada como lo tuyo.

Viktor dijo...

No...

PS: Es que lo tuyo parece una historia de ciencia ficción.

Dorian Doyle dijo...

Aún no he conocido a nadie que me haya enseñado nada relevantemente importante en mi vida. Me han dado toques, pero todo ha sido fruto del esfuerzo propio. Pensé que el amor me traería a una persona cuya presencia a lo largo del tiempo me llevara a pensar "sin ti, mi vida no sería lo mismo". Pero lo descarté hace tiempo.

Maybe someday... :)

NicteKono dijo...

Tengo que decir que más de uno, afortunadamente...

Y sabes qué? me case con uno de mis maestros, ese que tanto admiro y que no hay dia que no me una palabra de aliento. No se puede ser más afortunado.

Sidel dijo...

Que bonita historia. En mi vida si ha habido profesores importantes, desde pequeña mi profesora Ginesa de lengua me metió en la literatura y ya jamás pude salir de ese mundo me exigia mucho, la llamabamos la Sargento, pero fue la base de mis primeros conocimientos linguísticos. En el instituto, la que más me llamó la atención fue la profesora de música, por que la sentía de verdad y la profesora de psicología, por que también me hizo ver la vida de manera distinta y ya en la universidad me quedo sin duda con Juan Miguel Sánchez Vigil, fotográfo y escritor, sus clases realmente me hicieron pensar mucho. Jeje Esto va ser una historia dentro de la historia, besitos!

Dario 2.1 dijo...

Sí, pero hace mucho que no sé nada de ella. Algunos años tras empezar la universidad fue la última vez que la vi, cenando con ella y su novio. Desde entonces, una vez llamé a su hermano (había perdido el teléfono de ella) y me dijo que le darío el recado.
Tampoco conseguí volver a contactar con su hermano.

Si algún día lees esto, un beso, Ana.

Silvi-chan dijo...

Qué jarta!! Yo nunca he tenido un profe así. Lo máximo fue uno que me dijo que no hacía falta que hiciera los exámenes...que le constaba que era lista y que no hacía falta xDD Qué majo él, y qué bueno estaba!

Jordi "Lupin" Navarro dijo...

Mi Maestro de Karate... que aunque lleve desde Diciembre sin poder ir al gimnasio y haya estado mas de dos años sin poder ir a entrenar, siempre ha estado ahí y es el que me ha hecho replantearme muchas cosas en la vida.

ravengoh dijo...

Tienes bastante suerte de tener una persona como tu maestro, de verdad.

Sí que he tenido gente que me ha motivado a hacer cosas y sin la que hoy no sería lo que soy. Pero lo que es tener alguien que me haya empujado a hacer lo definitivo...quizá mi última sensei de japonés, de la que me acuerdo bastante porque ya no me puede dar clase. Una lástima, pero las cosas van así. Ojalá aparezca alguien que realmente lo haga (y digo ojalá porque sale solo, es algo que no se puede buscar porque no se va a encontrar).

Nos vemos!