jueves, 29 de enero de 2009

Compromiso

Si hay una palabra que esté harta de oír por todas partes últimamente, es esta:

Crisis.

Y es que parece que ya, a estas alturas, tendría que tener esta definición en el diccionario:

crisis.

(Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις).

1. f. Palabra que se usa como parche-excusa para realizar cualquier acto aberrante y denunciable contra el trabajador para el supuesto favor de la economía de una empresa.


Con su antónimo, por supuesto:

anticrisis.

1. f. Palabra clave en toda estrategia comercial para atraer al cliente y repelar así sus bolsillos con precios supuestamente muy reducidos con respecto al precio original del producto (que no el precio merecido, para eso consultese la acepción precio justo).



Y diréis... ¿Nana, qué te ha entrado?

Es que estoy harta de oír por todas partes "XXX empresa va a despedir a 2000 trabajadores por la crisis", como apología a la primera acepción, o bien "ofertas anticrisis", haciendo honor a la segunda definición de mi inventado diccionario.

¿Qué está pasando? Si todos sabíamos que esto iba a rebentar, todos nos lo olíamos, venga ya. No me digáis que, cuando ibais a un bar y un día os cobraban 2,50 euros por un café para al día siguiente cobraros 2,65, no pensábais... "esto algún día rebentará, porque la gente, simplemente, dejará de comprarlo".
Pues mira, por si no se dice que no sabemos caernos de bruces con los obstáculos que veníamos viendo desde kilómetros atrás.
Pero lo gracioso es que los españoles lo estamos haciendo, dentro de lo mal, con especial torpeza. Hoy he hablado con una amiga japonesa, y le he preguntado cómo se lleva la situación en el sol naciente, y su respuesta ha sido esta:

"Es complicado, porque en Japón, los universitarios suelen comprometerse a entrar en una empresa desde incluso antes de graduarse, y dedican todo su esfuerzo a eso, como con una especie de compromiso empresarial. No obstante, ahora se topan con que, al salir de la universidad, la compañía que les había prometido un puesto de trabajo no puede contratarles, y se ven totalmente perdidos, porque todo lo que habían hecho hasta el momento se había centrado en formarse para ser una especie de "trabajador ideal" para esa empresa. Es una situación especialmente dura para los recién graduados".

Y allí empezó mi estado de perplejidad.

"¿Y no despiden a nadie?"

"No, las empresas se han comprometido a no dejar a ningún japonés ya empleado en la calle para no empeorar las cosas y no arruinar a sus familias. Cuando un hombre japonés de mediana edad pierde su empleo... le cuesta demasiado, o le resulta casi imposible, encontrar un trabajo nuevo".

Y sí, me saldréis con eso de que "Vale, pero luego las empresas japonesas despiden a trabajadores de otros países donde también tienen sedes". Ya, pero... ¿Y si todos los países hicieran lo mismo?
¿Se hundiría la economía porque las compañías no podrían pagar a sus empleados? ¿O la gente tendría seguridad, continuaría con su vida habitual, y la situación se estabilizaría más rápido? Pensadlo un poquito.

No creo que a ninguna multinacional le venga la ruina de pagar 1000 sueldos de miseria de más.

¿Dónde han quedado los principios básicos de la humanidad?

Sólo espero que este batacazo nos cambie a todos. Nuestra forma de percibir el mundo tiene que cambiar mucho, no obstante, para que lleguemos a dejar de desear dinero y poder por encima de todas las cosas. Y mirad que soy optimista, pero hasta a mí me cuesta creer que eso pueda llegar a pasar.

Simplemente, estamos demasiado podridos.

10 comentarios:

Kamugo dijo...

Hace poco salió que Nissan o Toyota iba a despedir a no se cuantos empleados en España, pero dijeron que en Japón nadie iba a la calle.

Desde que empezó esto de la crisis, muchas veces me han hecho pensar parecida a ti. "Tampoco les debe costar tanto pagar a unos cuantos empleados". La crisis afecta, sí, pero creo que su objetivo final es trasladar la fábrica a lugares donde la mano de obra es más barata y los impuestos menores. Una situación que podría causar muchos problemas a la empresa en una buena situación económica, suena muchísimo más leve y incluso se puede llegar a escusar en la sitacuón de crisis.

Capitalismo.

Anhelle dijo...

A las PYMES, y lo sé porque me toca de cerca en la familia, les afecta y mucho. Para una empresa de menos de 50 trabajadores o despiden o no les pagan [y eso último también ocurre]. ¿Por qué? Ya no hay tantas ventas, entra menos dinero en caja, así que tiene que salir menos. Una empresa tiene que producir beneficios y si no los hay a la quiebra y ya ninguno tiene trabajo.

No sé como será la situación de las grandes multinacionales, pero las PYMES actualmente tienen que reducir personal porque ya no tienen tanto trabajo.

Y sobre Japón... tú misma te ha respondido. Si Sony o quien sea tienen un montón de fábricas en todo el mundo, echará a gente de las fábricas de fuera, imagino.

Lupin dijo...

Jummmss, bueno no cobro hasta principios de mes y ahora estoy pelao asi que... ya me diras como se llama cuando te enteres!!=P

Ahora los Japoneses cuando salen de la Universidad se vuelven unos Ronin!!xDD
Se dejara atras eso de ser un Kohai y mostrar reverencias hacia quien te ha puteado, asi que Japon se acabara hundiendo en la miseria despues de que todos los estudiantes, acaben formando bandas tipo Yakuza para acabar con los trabajadores que no despiden en las Empresas en las que les habian prometido trabajo!!

FIN
xDDD

Stan dijo...

Definiéndose la "apología" como: "Discurso de palabra o por escrito, en defensa o alabanza de alguien o algo", la expresión "como apología a" no tiene sentido. Un saludo.

Sidel dijo...

Me quedo con lo último, estabamos metidos sobre todo los más jovenes en una sociedad que solo piensan en tener el mejor coche, la ropa más cara y lo peor de todo que papi y mami paguen todo, ahora que no hay dinero espero que empecemos a concienciarnos de lo que es tener menos y empezar a apreciar las cosas más sencillas que realmente son las que nos dan la felicidad... Haber si espabilamos! además mira ya tenemos algo que contar a nuestros nietos todos los abuelos tiene batallitas, pues nosotros podremos decir que vivimos la crisis de 2009, jajaja

Neki dijo...

que dos formas mas distintas de ver el mundo

TXEMA dijo...

mira, algo claro queda, todos sabiamos que esto se venia, y aun asi grandes transnacionales, con enorme cantidad de asesores, son tomadas por sorpresa y ejecutando acciones que agravarian su situacion (como el jugar en el mercado de derivados), ha habido fuerte negligencia empujada de la avaricia propia del sistema, que mas da, en mi pais dicen que lo unico que queda es la dieta de agua y ajo (aguantarse y a joderse)

Silvia dijo...

La "famosa" crisis está en boca de todos (y en el pellejo de muchos...), sólo hay que ver las noticias que salen cada día por la televisión. Si llegásemos a contar las veces que se dice esa palabra nos asustaríamos.

Y por desgracia siempre habrá alguien que desee sólo dinero y poder sin importarle nada más (es que soy un poco pesimista xD).

¡Un saludo!

Dorian Doyle dijo...

... Algún día tenía que rebentar, ¿no? Ninguno de nosotros vamos a decir nada que no se haya dicho ya estos últimos meses. Cuando se empezó a utilizar el término "crisis" todo el mundo se echó las manos a la cabeza y empezó a sufrirlo como si de Armagedón se tratase. Los pobres pensamos en si podríamos comer el día de mañana y los ricos pensaron que ojalá se desplomaran los precios de los coches alemanes para así poder adquirir uno mejor de precio. Esta crisis sólo beneficia la parte ya de por sí beneficiada de nuestra sociedad. ¿Las empresas? ¿Sinceramente crees que les importa que su trabajador 453 no pueda llevar un plato a la mesa? ¿Cómo contamos a las personas? ¿Como trabajador o como gasto? El pensamiento occidental no es precisamente "ético". Es perfectamente amoral, austero y prácticamente "no-pensamiento" por definición. Cuanto menos se piensa, más tranquilo vive uno. Y esto sucede en todas las capas de la sociedad. La gente no tiene pasta para comer, pero los porros que no falten, los móviles tampoco, los 50 pavos que me dejo cada finde en diversión ni me los toques... Porque claro, si no tengo para comer, almenos me pegaré una fiestecita que me haga olvidar las penas, ¿no?

Parecemos haber olvidado que nosotros somos la mayoría de puteados de este mundo, y si hemos promovido revoluciones, derrocado reyes y levantado repúblicas, también podemos hacer que dejen de pedirnos "confianza" y empiecen a darnos soluciones.

Esto es algo que nos incumbe a todos. Por una vez, podríamos pararnos a pensar y los que mandan podrían pararse a escucharnos. Pero no sucederá. Es más fácil esperar sentado y callado a que todo se arregle solo. ¡Qué feliz soy de ir en contra de lo común!

Nina-chan. dijo...

Los japoneses tienen un sistema económico distinto y aparte, aquí en España, un trabajador es considerado un gasto para la empresa.
Lo que me gustaría es que los políticos dejaran de tirarse mierda unos a otros y aportasen alguna solución.