jueves, 15 de mayo de 2008

Pobres pandas

¡Pues no!

Al final no hubo pandas. Pobrecitos, que viven en una jaula, si encima les hicieran salir cuando llueve... Parece ser que el zoo cerró por la lluvia, suerte que nos informamos antes de ir... tendréis que esperar a la semana que viene, y veréis pandas, pero sin mojar ;)

¡Hoy día rutinario! Colegio y trabajo. Os debo fotos de mi currele, mañana hago y las cuelgo.

Aun así, creo que soy la única habitante en Japón de la blogosfera que no es ingeniera ni becada ni ninguna cosa supersónica. Lo siento, soy una vulgar camarera en un restaurante normal y corriente del Shibuya Center, no doy pa más. Aunque bueno, dadme tiempo... jujuju.

Y bueno, cosas que no sepáis de mi rutina... que me cambié de casa (otra vez) XD invitada por los amigos que hice el día de Navidad. Os recuerdo que un amigo me invitó a su Guest House por navidad donde conocí a mucha y muy buena gente. De buenas migas que hicimos he acabado viviendo aquí con todos ellos. Hay gente de todas partes, pero en gran parte son japoneses, lo cual es un gran avance. Una de las cosas más difíciles al principio es conseguir hacerte un huequecito en su sociedad.

Ahora que trabajo y vivo rodeada de japoneses siento que almenos de no haberme integrado no es algo de lo que pueda quejarme. Es el consejo más importante que me gustaría que los que penséis venir una temporada aquí os grabéis en la mente: Si venís a Japón, haced vida de japonés en japón; no de guiri turistilla en Japón. No os limitéis a vivir en una residencia de extranjeros y trabajar de profesor de inglés o algo así. Buscad más allá de lo fácil.

Reconozco que yo mis primeros dos meses los pasé en una residencia de guiris, por que es el método más sencillo, fácil de encontrar y barato (a su manera) de instalarse hasta que se encuentre otra cosa. Buscad siempre el modo de integraros en la sociedad, no de ser una comunidad paralela a ésta. Si no lo hacéis así, aunque suene duro, no aprenderéis nada.

Para rebajar un poco el tocho que he soltado sin venir a cuento (aun así voy a dejar el título absurdo y sin nada que ver. Me ha gustado), os pongo un par de fotos de unos carteles publicitarios que vi hace un tiempo en el tren... Que tampoco tienen nada que ver con el título. Si esque lo mío es poner nombres... Jojojo.



He descubierto que para ser diseñador gráfico en Japón sólo necesitas saber ponerle carita a cualquier cosa con un poco de gracia. Os lo aseguro, se podría poner porcentaje (y elevado) a la cantidad de cosas que anuncian utilizando el recurso de la carita...

Y eso es todo por hoy, que una tiene un precioso examen mañana del contenido del cual a las 20:56 de la tarde aun no tiene ni la más remota idea. Un besito y salud!

5 comentarios:

Kamugo dijo...

Muy buen consejo, te has puesto seria y todo :D y... ¿cuando vas al Fuji? :@

Karz dijo...

Me alegro de que se haya reactivado el blog, yo ya pensaba que no ibas a volver ;)

Un saludo de uno de tus lectores en la sombra.

nunainbarcelona dijo...

Muy buena retórica estoy alucinando, esta no es mi niña, me la han cambiado. Pero guay muy centradita, asi me gusta......, por lo k leo, parece k tu has sido la primera en aplicarte tus consejos, felicidades de verdad.Y k te vaya bonito el examen de mañana, de corazón. Y gracias por resucitar el blog, por mi, y por los demás. Besitos

Por cierto a los k no lo sabeís, ya ha ido al Fuji, k ponga alguna foto de las k hicieron alli, comiendo huevos negros....jeje eso no lo sabias k estaba enterada?

Ryu dijo...

Ahora aqui en madrid por lo menos tambien hay unos anuncios parecidos a esas imagenes que has puesto, solo que aqui lo hacen con limones, y les ponen de todo tipo de caras y hasta piececitos a veces jaja.
Saludos!!

El oficio de profeta es el oficio del poeta. dijo...

Allá en Shibuya trabajaba en un restaurante de sushi, como no puedo pegar fotos en esta area, necesito saber como te mando algunas de las mías. Tocaba un ta mbor, vestido con una yukata, era verano, con mis ghetas invitaba a todos los citadinos a que pasaran. Y les llamaba mucho la atención, sobre todo a los extranjeros, un Maya barbado, calvo, un sensei de la Universidad de Waseda, de la Universidad de Sophy maestro de literatura, historia y filosofía, un secretario general de la asamblea de constructores de la paz, vendiendo sushi y cerveza. Gritando sari, sari, sari sushi, tempura, miso, itadaki mas, goshisosama, totemoichi, taberu y tocando el tambor retumbaba mi corazón, el tambór se parecía mucho al tambor de fiesta de un poema mío publicado en Japón. Pero no fue el único trabajo que tuve así, tenía que juntar para el pasaje. Yo no tenía papi ni mami. yo era un pacifista que llegué a entregar a los Hibakushas de Hiroshima y Nagasaki los 3,667,007 firmas contra el armamentismo y la guerra nuclear. Y daba conferencias porque también soy físico matemático sobre energía nuclear, como científico para la paz no me vendo como mercancía ni soy un turista gaguin, porque los japoneses consideran que soy zoto y yo grito soy ushi. Y soy un teorema indescifrable de un poeta de haikus que hice estudios sobre Matsuo Basho y que me casé con una poeta japonesa Mishiko Kamba en 1957, tuvimos un hijo, ella fue asesinada por su compromiso antiimperialista. Claro también estuve en Barcelona, me llegaron a tirar por haber hecho un desnudo acompañado de las mas bellas mujeres de Europa en Munich, encadenados en una base nuclear de los tomahawk misiles nucleares de una base gringa 140. Que apuntaban hacia los países socialistas. El día 6 de agosto de 1986. LLegaron los policías y militares alemanes a cortar las cadenas, me subieron un helicóptero y como no hablaba buen alemán les hablé en españos y me fueron a dejar en una plaza de Barcelona. Para ellos no existen fronterea, menos para mí, me confundí en la multitud y ese mismo día me ubiqué en Barcelona dando conferencias sobre el 6 de agosto y las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Ya no era el tiempo de Franco. Me acogieron, me escondieron y se comunicaron con mi compañera que estaba en Alemania, y así estuve el 9 de agosto en Madrid dando conferencias sobre la bomba atómica, sin dejar incluso de cantar en Granada, cantando canciones flamencas que, no me sale mal, se gritar en las plazas. Regresé a Alemania y tengo mucho que contar. Pero eso sí nunca he sido mercenario, aprendí a ser libre como el viento, como la lluvia aunque sea ácida, por eso si estás trabajando en Shibuya, y en mi pueblo dicen que ahí hace mucha buya, ya hay una iglesia bautista, y una sintoísta y un acristiana. En todas me dieron asilo aunque yo no creo en el Opus Dei, ni en el Papa, ni en Madonna, ni en Mahoma, ni en los fundamentalismos. Por eso me preguntó un cineasta que si conocía la torre de babel, y le dije que sí, que me puedo comunicar lo mismo en japón que con los chilangos, chicanos. Y coño rediez hasta a vosotros que casi no hablais español os entiendo. Para poder ver una película en español hay que tener traductos, o deberían de ponerle títulos abajo. Yo si los entiendo aunque el coño apeste muy feo. Mi origen de Irlandes, Vasco y Chino es porque soy de este planeta terrícola. Has decidido hacer las cosas bien, parece que vas bien, no abandones este medio de comunicación., Ya creíamos que estabas muerta. Pero como decimos aquí "No andaba muerta, andaba de parranda". En Japón viví abajo de un puente en una hamaca, visita Hueno allí hay muchos miserables que sobre viven. Muchos de ellos pintan acuarelas. Pero existe otro lugar de infortunio que se conoce como Kawasaki que está antes de Kioto y cerca de Nara. Es muy fácil hacer auto bam, es decir pedir un aventón, un raight. Disfruta la vida. Pocas personas tienen el aire que tu tienes. Con lo qhe has hecho has dado muchas ilusiones. Comunicate con Juan Cervera. El es un español poeta magnífico arigo mío que vive en México, yo vico en un pueblito en un templo japoés que se llama Coatepec. Ahí llegan las mismas golondrinas que salen de shibuya en viaje, Mandanos un mensaje. yo te escrito Ohioi gosaimas itadaki mas.