jueves, 29 de mayo de 2008

Kamiya Bar

No soy artista.
He hecho el bachillerato artístico, fue una de las mejores épocas de mi vida, pero sobretodo si de algo me ha servido es para saber que no soy artista. O quizá si. Mi frustración se debe a que decidí no nombrarme artista a partir de ver que no era capaz de encontrarle encanto a muchas obras de arte moderno. Será que me falta esa "chispa", el "eau de artista", para comprenderlo todo en un momento y llenar mi mundo de ultrasensibilidad y paranoya.
O quizá sea artista a mi manera. El caso es que tengo una manía de artistilla... se trata de tener "mi cuartel".

Santiago Rusiñol, Ramón casas... los impulsores del modernismo en Barcelona se reunían en el llamado bar "Els quatre gats".
Hemingway en sus largos años en Cuba, frecuentaba La Bodeguita del Medio...

Mi lugar es el Kamiya.
Un lugar amplio de comida occidental, de ambiente estilo años 20, con sillas de madera oscura y lámparas colgantes. Lo que primero me enganchó de ése lugar es sin duda la comida, pero luego me fui volviendo cada vez un poquito más adicta a la mesa del rincón del hall grande... hasta que se volvió mi rinconcito.
Sentada allí hago deberes, escribo, a veces simplemente veo como la gente viene y va. Pero esa mesa tiene algo que me inspira. Me gustaría llevarme el ordenador un día, a ver si con el magnetismo de ése asiento escribo el mejor texto de mi vida.
A los habitantes o futuros visitantes de Japón, nunca sé cuando iré al Kamiya; siempre es espontáneo... Pero si os pasarais un Jueves al mediodía tendríais muchos números de encontrarme allí ;)

¿Que cómo se llega? Es sencillo. Todos los más interesados conoceréis el famoso edificio de la cerveza Asahi, y su sospechosa forma:


Veis el puente rojo? El bar Kamiya está al otro lado del edificio de Asahi, osease, justo detrás de quienquiera que haya hecho ésa foto (no es mía ;) )
Ésta es la fachada. La foto es mala con huevos xD ¡se siente! la tomé a velocidad luz antes de que el semáforo se pusiera verde... Además mi talento fotográfico no da para más. Mi hermana se lo quedó todo.

Para llegar en metro... Línea Ginza hasta Asakusa, buscáis la salida 3, subís las escaleras... y lo tendréis detrás ^^.

9 comentarios:

enekochan dijo...

No hay que entender el arte de los demas para ser artista. Cada uno lo es a su manera, y si a alguien le gusta lo que haces bien y si no pues también ;)

Yo soy un negado para dibujar y cualquier cosa similar. Pero eso ya es otra historia jajaj

nunainbarcelona dijo...

Que las palabras y las frases tengan sentido para uno mismo, y para los demás, me parece que tambien es una forma de arte.
No te heches piedras, escribes historias que los demás leemos y disfrutamos. No te engañes, eso para mi es ser una artista.Desde que reiniciaste el blog disfruto mucho de tus entradas. El café me gustaría verlo hasta yo.

Muchos besos mamii.

NicteKono dijo...

Supongo que tengo que anotarme este tambien por si alguna vez tengo oportunidad de ir a Kyoto... a ver que tal.

Kamugo dijo...

Es verdad, desde que volviste haces algunas entradas mucho más profundas. Sigue así

nunainbarcelona dijo...

Nictekono, tesoro si vas a Kyoto, lo tienes un poco chungo para ir al bar Kamiya..... y menos si sigues las indicaciones k te pone Nana. Un besito cielo, no te enfades!!!!es k lo he leído y me ha hecho gracia.

Con cariño Nuria.

Por si no lo sabeis, me presento soy su madre.

soanechko dijo...

Pues esto va para Nuria,orgullosa debes estar tener a tu niña tan lejos y aprendiendo lo que es la vida y que se desenvuelva con tanta soltura, trabajando y estudiando en un país lejano menudo coraje, enhorabuena mama pues parte de la labor es tuya y mis felicitaciones a Marta, por tu delia de blog que ya me enganche,como cola... molts petonets bonica

Sirius dijo...

SI me pillara más a mano pasaría a visitarte... jeje. Otra vez será.
Y no te deprimas, cada uno es artista a su manera ;)
Un saludo!

nunainbarcelona dijo...

Para Soanechko.
Orgullosa estoy, pero me está costando muchísimo acostumbrarme a tenerla tan tejos.
Era su sueño, y lo está cumpliendo.Pero tambien está aprendiendo mucho, de la vida y de las personas que la rodean, incluídos todos los que entrais en su blog. Vosotros y nadie más habeís conseguido, que después de 3 meses reiniciara el blog.
Y según parece, con más ímpetu que antes.

Gracias a todos y cada uno de vosotros. Os debo mucho. Con vuestros comentarios, habeís animado mi espera.

Muchos besos... Nuria

Morrison dijo...

Nuria e hija haciendo las delicias de los espectadores :P

Marta, ¿realmente dejas de creer en ti como artista porque no puedas entender una obra de arte?

Quizás sea un error del arte moderno que no todos podamos entenderlo...